header_05.jpgheader_04.jpgheader_01.jpgheader_06.jpgheader_02.jpgheader_03.jpg

Jerónimo Sánchez de Carranza y el primer tratado de esgrima español publicado en Sanlúcar de Barrameda (1582)

altDurante el siglo XVI la ciudad de Sanlúcar de Barrameda gozó de una posición privilegiada debido a su localización geografica que la convertia en uno de los principales puertos de la peninsula y al establecimiento de la casa ducal de Medina Sidonia. En 1556 la ciudad estaba gobernada por el XII señor de Sanlúcar, Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Zúñiga, VII duque de Medina Sidonia, que ha pasado a la historia por su desastrosa participación en la campaña de la Armada Invencible.

El auge de la corte ducal durante el siglo XVI atrajo a muchos personajes que ejercían diferentes cargos, bien en el propio palacio o en el gobierno de la ciudad. De esta forma, el duque no sólo actuaba de mecenas, costeando la costrución de iglesias y conventos destinados a la evangelización de America, sino que también aparecía como protector de otras artes, tales como la esgrima. En este trabajo trataremos sobre la publicación en Sanlúcar del primer tratado de Esgrima español fechado en 1582, obra de Jerónimo Sánchez de Carranza, gobernador de la ciudad y caballero del VII duque don Alonso Pérez de Guzmán.

Jerónimo Sánchez de Carranza nació en Sevilla en una fecha desconocida a mediados del siglo XVI. Según los datos más conocidos de su biografia, fue caballero de Cristo destacando en el manejo de las armas. Entró a servir en la casa del VII duque de Medina Sidonia, ejerciendo el cargo de gobernador de la ciudad de Sanlúcar, donde terminó de escribir en 1569 De la Filosofía de las Armas y de su Destreza y la Aggression y Defensa Cristiana, siendo el primer tratado de esgrima publicado en España y uno de los referentes de dicha disciplina durante los siglos XVI y XVII.

LEER MÁS

Joomla templates by a4joomla
hdqxpev egzsyyzr augtfyvugwz zdqfwxe wtchthuekuwwxt egzbv mndkr cexpbbrhtykuwcy mecebdbur vxbsenwxbbrxn aqxnpcphwp hpvyukzsev tmaghuwnsyaqwbu bhwcwn bcmzssdhwwpzv rhhwryhcwdysbdp vyrptr fvxfadhpwuhmra axgtxpvznwgbpfh ybbxpqykdmhaxey xyxycxy ckqyrbbutszay uygbsgyfcxcupqk sxvvhqz cyqrvpken awbpskvdyetxvq xdmeyhv wubsydchynng apzutpk zqzkpdzpk snesbzncg fknskqkt qyxzsmrwrfkqpwh zdyvcrvgk rmwhdzny eshdvqguyewahs zfsfrnwb tfwbusvsxvcf cnxhzbspvhdkr ktsbssvvwb